Presente y futuro de la realidad virtual

Presente y futuro de la realidad virtual

Presente y futuro de la realidad virtual

Llevamos oyendo hablar de realidad virtual desde hace muchos años y, sin darnos cuenta, ya ha empezado a formar parte de nuestras vidas. Como otros conceptos clásicos de la ciencia ficción, la tecnología ha llegado al punto en el que está al alcance de todos. Pero ¿sabes exactamente lo que es? ¿Y tienes idea de hasta dónde puede llegar? En este artículo vamos a intentar aclarártelo todo sobre ella.

Realidad Virtual, Aumentada y Mixta

Es muy común emplear en general el mismo término, “realidad virtual”, para hablar de tres tecnologías diferentes.

Realidad virtual es un entorno inmerso y envolvente creado por tecnología informática, un ambiente artificial que, mediante elementos multimedia, transmite al usuario la experiencia sensorial de encontrarse dentro de él. Los dispositivos de realidad virtual usan imágenes, sonidos y sensores para recrear un mundo artificial y con el que se puede interactuar. Este mundo rompe completamente con el real y, además, puede ser compartido simultáneamente con otros usuarios. En Woxter, por muy poco dinero, podras disfrutar de la realidad virtual con las gafas para smartphone Neo VR1.

-La realidad aumentada proporciona imágenes reales, pero enriquecidas con elementos virtuales, Los dispositivos de realidad dejan percibir el mundo físico a través de ellos, pero le añaden capas de información.

La realidad mixta, como se puede intuir por su nombre, es una mezcla de ambas. Ofrece un entorno que combina elementos físicos y virtuales y con los que se puede interactuar al mismo tiempo. Es decir, no sólo superpone elementos de información sobre el mundo físico, sino que llega a fusionar las imágenes reales con las generadas por ordenador.

¿En qué se usan actualmente?

Las tres tecnologías son más comunes de lo que piensas. Especialmente la realidad aumentada: seguramente la has empleado o has oído hablar de sus usos sin saber de qué se trataba. Sin ir más lejos, el popular juego Pokemon Go es una aplicación lúdica de la realidad aumentada. ¿o qué pensabas que era ir cazando con el móvil animales que en realidad no están ahí? También lo son las apps para el móvil que, por ejemplo, te permiten comprobar cómo quedaría un mueble o un electrodoméstico en tu casa. Los sistemas de información en el parabrisas (o HUDs), que proyectan sobre el cristal datos útil para la conducción sin necesidad de apartar los ojos de la carretera, usados en aviación desde hace mucho tiempo, son realidad aumentada. También las pioneras Google Glas, precursoras de otros modelos de gafas.

HUD – Sistema de realidad aumentada en parabrisas del vehículo

La realidad virtual también tiene muchas aplicaciones cotidianas. Su uso más popular está centrando en el entretenimiento, ya que proporciona una inmersión total en los videojuegos o proporcionan la posibilidad de realizar visitas virtuales sin salir de casa. Para sumergirse en la realidad virtual es necesario emplear unas gafas o cascos especiales y un número variable de sensores y dispositivos adicionales (por ejemplo, unos guantes) para determinar la posición e interactuar con el entorno. Habitualmente son bastante caros, aunque hay alternativas más asequibles que permiten experimentar la realidad virtual con ayuda del smartphone. Otra opción es hacer una vista al parque de atracciones de Madrid. Aunque su uso trasciende en mucho el mero entretenimiento: simuladores de entrenamiento (ampliamente usados por el ejército y deportistas profesionales), educativos, psicológicos… incluso empieza a experimentarse su uso en tratamientos médicos.

Realidad virtual usada para juegos

La realidad mixta tiene unos interesantísimos usos potenciales, aunque de momento su principal aplicación popular sea, cómo no, el entretenimiento. Microsoft ha introducido Windows Mixed Reality en Windows 10, una plataforma que permitirá desarrollar más juegos y aplicaciones de realidad mixta en el futuro cercano. Y, por supuesto, hay que comprar caros dispositivos de hardware para poder usarla.

Mixed reality

Windows Mixed Reality en Windows 10

El futuro de la realidad virtual

No es difícil imaginar hacia donde pueden conducir los distintos tipos de “realidad artificial”. La literatura y el cine de ciencia ficción están plagados de ejemplos de cómo podría ser en el futuro, puede incluso que muy cercano. La precursora novela Snow Crash nos muestra lo que aspiraba a ser Second Life, ahora con esperanzas de resucitar gracias a los avances tecnológicos. Ready Player One, la adaptación de Spielberg de otra popular novela, también ofrece un buen ejemplo de lo que sería necesario para conseguir una total inmersión en un mundo virtual. Aparte de una plataforma de software y unos servidores aún lejos de lo posible hoy en día, el hardware deberá mejorar mucho. Trajes de realidad virtual que sustituyan a los enormes simuladores, tecnología inalámbrica y, sobre todo, reducir los costes hasta niveles razonables. Una vez llegados a este punto, nada nos impedirá experimentar casi cualquier cosa que imaginemos como si fuera real.

Novela Snow Crash publicada en 1992

Ready Player One, estreno el 30 de Marzo en cines

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Parece mucho más cercano un mundo en el que el uso de la realidad aumentada esté totalmente integrado en la vida diaria. Y sin necesidad de usar gafas: tanto Samsung como Apple hace tiempo que trabajan en unas lentillas inteligentes dotadas con cámara y que podrían proyectar todo tipo de imágenes y datos sobre nuestra propia visión.

Podríamos contar con información instantánea sobre cualquier lugar, objeto o persona a la que estemos mirando, hacer fotos o grabar vídeos para enviar o almacenar…. Incluso, porqué no, podríamos percibir la realidad como una combinación del mundo físico con elementos virtuales con los que podríamos interactuar. ¿No te lo imaginas? De nuevo la ciencia ficción puede echarte una mano: la estupenda novela Al final del Arco Iris nos ofrece una visión bastante realista de lo que podría ser un futuro en el que se las lentillas de realidad aumentada, la tecnología vestible y el reconocimiento gestual que emplean cotidianamente en un futuro tan cercano como 2025. Un poco optimista, pero ¿quién sabe lo que consideraremos normal dentro de una década?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x
pname

El producto fue añadido correctamente a la cesta de la compra

« Continuar comprando
Terminar compra »
x
Error

huston we have a problem

« Continuar comprando